El violinista mexicano Santiago Casarrubias ofrece su música para ayudarnos en nuestra campaña solidaria

 

La música es el motor del universo, es el pulso que hace que el corazón funcione, la música es el aire que respiro, es el cielo que me protege y me agita. Algunas veces me llena de paz y otras me emborracha de alegría.

A veces me trae luz, otras, obscuridad.

 

La música mueve cosas que la más grande de las fuerzas físicas no podrían mover. La música logra transportarnos a sitios lejanos y desconocidos. También nos hace, como si estuviéramos frente una fotografía, recordar.

Nos trae ese viejo aroma que teníamos escondido en la memoria, nos susurra esas palabras que hicieron que nuestra vida cambiara. La música nos aporta conocimiento y algunas veces ignorancia. La música es un monumento a la libertad, es un himno al amor, es nuestro mejor confidente y también nuestra fuente de eternidad.

 

En mi caso particular, los acordes de cierta melodía (o la melodía de ciertos acordes) hicieron que yo madurara, que despertara a la vida, que le hiciera un hueco en mi vida diaria a los sueños y que disfrutara y valorara las cosas más simples y también las más complicadas. En un caso general, el fenómeno sonoro ha solucionado problemas físicos, mentales, intelectuales y sensitivos.

 

Yo quiero compartir mi conocimiento y mi trabajo con el mundo entero, porque desde tiempos inmemorables me he comprometido a luchar por la vida.

 

Jesús! Llevas en tu nombre todo el peso de una sociedad entera! Eres la luz y la esperanza de muchísimas personas! Tus sonrisas y palabras inventadas son el refugio de muchos de nosotros y la motivación que nos lleva a la eterna esperanza. Si la música logró que yo superara mis problemas y apostara por las cosas que antes me parecían imposibles o absurdas, imagínate que no hará por ti?

 

Como músico te compartiré mi conocimiento y te dedicaré mi obra; y como ser humano donaré cada moneda que gane con mi trabajo en mis sesiones más puras e inspiradas. Eres luz, eres eternidad y no tengo duda alguna en que muy pronto estarás danzando y aplaudiendo conmigo.

 

Te quiero

 

Te queremos

 

Te quiere el mundo entero!